El fruto del cacao que proviene del árbol Theobroma Cacao, originario de la Amazonía, siempre ha sido parte de la biodiversidad original de este bosque tropical.